De Sol a Sol

Miércoles, 23/01/2013

   Hace dos años y medio, en octubre de 2010, me subí por primera vez al escenario de la sala Sol. Tenía mi primer disco entre las manos, ‘Alaluz’ , que venía cargado de ilusión e ingenuidad.  Ahora me parece que ha transcurrido una eternidad desde entonces,  y la imagen que el tiempo me devuelve de mí misma es la de una niña, una niña con muchísima energía. No lo era, ya tenía mis añitos, pero sí soy consciente de haber madurado, o de estar haciéndolo, tarde. Fue de repente, como esos dibujos animados que sólo caen cuando se dan cuenta de que están en el aire. Me impresionaba mucho aquello cuando era pequeña.  Pues así, yo me he dado cuenta del peso del tiempo de pronto, y no me ha quedado más remedio que descender, como el correcaminos , y eso implica ir luego hacia las cosas de otra manera. La madurez tiene sus ventajas.  La energía es la misma y es diferente a la vez. Está como dentro de mí, centrifugando como una lavadora, y conozco bien la ropa que da vueltas…

Deseo que llegue el día 13, deseo que sea una noche especial, que los instrumentos suenen, que vengáis todos, y que yo cante con el alma, que cada elemento se ponga al servicio de la emoción, que confluyan para la entrega, la mía, la de mis músicos, la vuestra…que sólo importe ese momento …Aunque sólo sea eso, un momento más. Hace poco un amigo me dijo: “Marta, nada es tan importante y a la vez, TODO lo es”. Me gustó.

 

  Marta Tchai

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.